miércoles, 19 de enero de 2011

Elsamor



Mi cabaña alejada.
Mi arroyo fresco y cristalino.
Mi mecedora y mi pipa.
Tu sonrisa y los niños
en el huerto.

Y vos mirándome
(o mirándote)
indisolublemente atrapada en mí
como la realización de un sueño
que nunca tuve.


Horacio Ricardo Silva, circa 1976.

No hay comentarios:

Publicar un comentario