miércoles, 9 de mayo de 2012

Cuaderno de bitácora III - desde Neuquén, mayo 8 de 2012

Neuquén es la ciudad más increíble que he conocido en esta gira; por su importancia urbana, por la belleza natural de los paisajes que la rodean, y por la alta combatividad y nivel de organización de muchos de sus habitantes. Me encuentro, sin dudas, en la capital de "La Patagonia rebelde".

Reseñar todas las cosas que viví, y todas las gentes que conocí en tan pocos días, es todo un trabajo; en estas líneas, intentaré acercar una somera idea de todo ello.

Fui recibido con una cena de bienvenida el sábado 5 de mayo, en casa de lakarmen; y al día siguiente, Ariel Petruccelli me llevó a remontar en kayak un sector del río Limay.

Una aventura en el río Limay

La fiel embarcación en puerto seguro.

Fue una experiencia muy bella, y fuerte; el contacto íntimo con la naturaleza, siempre lo es. El río estaba bajo y se podían ver el fondo pedregoso, y las jóvenes truchas saltando por fuera del agua, con la esperanza de capturar algún insecto con que alimentarse.

Tras breve travesía -gentileza de Ariel para con mi falta de entrenamiento en estas lides- encallamos el kayak en un paraje hermoso, llamado Isla Verde; después de acomodar las cosas, elegimos el lugar para asar los chorizos que llevamos como almuerzo. 

Paraje Isla Verde
Luego de recorrer la zona, Ariel se dio el gusto de intentar unos tiros de pesca con el sistema llamado "con mosca", el cual -me informó- consiste en un delicado juego de seducción y engaño, cuyo objetivo es simular, con hábiles movimientos de muñeca y un insecto artificial atado al anzuelo, el movimiento de los insectos que constituyen el alimento de las truchas.

Este sistema de pesca conlleva una suerte de filosofía. El pescador labora pacientemente, durante horas, hasta que su presa quede atrapada en el anzuelo. Para ello se debe conocer el ecosistema del lugar, las costumbres de las truchas, y poseer una capacidad de observación, que permitirá elegir la "mosca" adecuada para seducir a la presa. Una vez ocurrido esto, se produce la lucha del animal por liberarse, y del pescador por sostener la línea hasta que el pez se canse y se dé por vencido.

Cabe destacar que el objetivo final no es matar a la presa, ni tan siquiera lastimarla; los anzuelos son pequeños y se clavan en un área cartilaginosa de su boca. Una vez que la presa se rinde, el pescador debe sujetarla un rato bajo el agua, contra corriente, mientras le desengancha el anzuelo, a efectos de esperar que se recupere, para soltarla a la corriente. De no proceder así se corre el riesgo de matarla, por la secreción de un ácido que el animal suelta, producto de su esfuerzo por liberarse.

Contaba Ariel que la mayor satisfacción que tuvo en esta actividad, se la dio una trucha bastante pequeña, por la intensa batalla que dio para defender su vida.

Ariel Petruccelli con su caña.

Luego de almorzar esos deliciosos choris, tomamos unos mates, cebados con agua del río... sí, para quienes vivimos en las cercanías del Río de la Plata, beber agua de un río en pleno siglo XXI, la era de la contaminación y la basura, parece como un sueño. No obstante, la Patagonia sigue siendo un reservorio de la naturaleza.

Mirando aquel armónico lugar de cañadones, bardas y río, no pude sustraerme de pensar que ese mismo paisaje había sido visto por otros ojos en tiempos remotos; y preguntarme qué habrían sentido los primitivos habitantes del País de las Manzanas, al contemplarlo como lo estaba haciendo yo.

Un extranjero en tierra mapuche
Un desenterramiento cultural

Ese domingo 6 de mayo, por la noche, fuimos a realizar una nota en el Anfiteatro del Parque Central de Neuquén; ésta fue otra de las cosas conmovedoras que ocurren en estas tierras.

El Anfiteatro se construyó en 1990, aprovechando el espacio utilizado otrora por el ferrocarril, como playa de rotación de locomotoras. Se le hicieron gradas para el público, y una torre que se utilizaba para la operación de luces y sonido, y como camarín de los artistas que ofrecían sus espectáculos. Por ser un espacio municipal, era de uso y acceso gratuito para todos.

Pero en abril de este año, el intendente Horacio "Pechi" Quiroga (una suerte de Mauricio Macri patagónico, cuyo nombre ofende la memoria del famoso autor de los "Cuentos de la selva para niños"), ordenó derribar la torre y rellenar el lugar con tierra y escombros. El motivo esgrimido fue el mejoramiento del espacio cultural; pero la sospecha generalizada, es la intención de construir allí un estacionamiento de vehículos.

Ante el hecho consumado, un sector de los ciudadanos neuquinos -ligados a la cultura y al aprovechamiento de ese espacio- se convocaron a través de una cuenta de Facebook, "Destapemos el Anfiteatro del Parque Central" (https://www.facebook.com/events/446559712027988/); y desde entonces, día tras día y noche tras noche, al menos un centenar de jóvenes empuñan palas, carretillas y barretas, para desenterrar ese lugar considerado histórico y de valor cultural.

Las jóvenes artistas trabajan a la par de los varones. (noche del 6 de mayo).
Fue conmovedor ver a tantos jóvenes unidos en una causa común, paleando tierra y retirando escombros, cuya única retribución consiste en resistir una decisión arbitraria, y experimentar -al decir de Rodolfo J. Walsh- "la satisfacción moral de un acto de libertad".

Imagen diurna de los trabajos (www.fm1037online.com)
Un conmovedor y risueño suceso de esta crónica, que se publicará en este blog por separado, es la historia del gato "Anfi", enterrado vivo entre los escombros durante siete días.

Presentación en Neuquén de "Días rojos, verano negro"

En la noche del lunes 7 de mayo, se realizó el acto en el salón del diario digital "8300", organizado por la agrupación feminista libertaria "Kasandrxs", y la editorial "El Fracaso". 

Miembros del panel : el profesor holandés Andreas  Doeswijk, el docente e investigador Ariel Petruccelli, y  el autor .

Entre la concurrencia se hallaban la conocida docente Liliana Obregón (ex secretaria general de ATEN); José "Chiquito" Moya (veterano revolucionario que luchó en el ELN boliviano junto a "Coco" Pereda, tras el asesinato del "Che" Guevara); Fernando Lizárraga (doctor en historia e investigador CONICET); Rolando Bel, Mauricio Suraci, y el "Gato" Scatiza (profesores de historia); Miriam Rivas, Marina López Dorigoni y Norma Groeber (Grupo de apoyo a las Madres de Plaza de Mayo - filial Neuquén y Alto Valle), Diego "Tuni" Castro (periodista y trabajador no docente de la Un. del Comahue); María Elena Cauquoz (Gremial de Abogados); Ruth Zurbriggen (Agrupación feminista "La Revuelta"); el doctor Ernesto Rosenberg, el ingeniero en petróleo Daniel Folner, y varios militantes de la F.O.R.A. neuquina.




Dos aspectos de la concurrencia al acto
Luego de la apertura por parte de Ariel Petruccelli, Andreas Doeswijk y el autor, se sucedió un interesante intercambio de opiniones, preguntas y respuestas, acerca de los sucesos históricos y de su vinculación con la actualidad, todo matizado con vinos y cervezas, en un marco de amplitud de criterios y respeto a los diferentes puntos de vista.

--------

Y ya es tiempo de volver a prepara el equipaje, hacia el próximo destino: la ciudad de San Rafael, en la provincia de Mendoza.















lunes, 7 de mayo de 2012

¿Será que seré?

Éste es un texto de lakarmen (así, de corrido y en minúsculas) , entrañable mujer y compañeraza residente en Neuquén (Patagonia norte argentina), que considero de lo mejor que se ha escrito sobre el feminismo, desde Emma Goldman para acá. 

Una de las cosas que más me han gustado en ella, considerada mi condición masculina y mi sensibilidad social, es el hecho de no haber tomado a todos los hombres como enemigos de la mujer, abriendo la posibilidad de sumar al varón sensible en la lucha por la liberación femenina contra toda forma de opresión.

Comparto entonces este texto que revela la sutil femineidad de una mujer, que es capaz de luchar también con suma fiereza, por la dignidad de los géneros. Espero que su lectura se disfrute, tanto como me ha deleitado a mí.

lakarmen es también comunicadora social. Forma parte de una agrupación de mujeres llamada "Kasandrxs", cuyo lema es: "Pan y orgasmos - feministas libertarias", y emite su programa radio-web "De orugas y mariposas" a través de los siguientes links:

http://kasandrxs.radioteca.net/ 



-----------------------------------------

Con lakarmen en la Univ. del Comahue, 5-5-2012

Cuando me preguntaste porqué soy anarko-feminista con ese tono de voz tan paternalista no pude más que sonreírte, encogerme de hombros y contestarte “porque sí” ¿Y por qué porque sí? Porque más que respuestas tengo preguntas, preguntas que me hago desde siempre.

Será porque estoy cansada de que me traten como si fuera menor de edad?

Será porque cuando era chica se me quedaron atragantadas las ganas de subir a los árboles ya que hacerlo era cosa de varones y no había que ser machona?

Será porque me moría de ganas de jugar a la pelota y sólo se me permitía jugar a las casitas, a las muñecas, a leer cuentos como blancanieves, la bella durmiente, la cenicienta y al igual que a ellas me inducían a esperar al príncipe azul que me salvaría y me protegería de todos los males de este mundo. Y a cambio de ello yo sólo debía ser buena y complaciente?

Será porque aún tengo grabadas las culpas de las caricias inapropiadas permitidas al novio de la adolescencia?

Será porque no quise llegar virgen al matrimonio como correspondía en aquellos tiempos a las mujeres de mi generación?

Será porque cada vez que durante el almuerzo o la cena cuando alguien reclama que falta la sal, o algo por el estilo, se espera que sea yo la que se levante a buscarlo?

Será porque quiero compañero, caminar por la vida a la par, no delante ni detrás suyo?

Será porque quiero pensar por mí misma sin pedir permiso?

Será porque quiero hacerme cargo de mi propia vida, en lugar de cargar sobre las espaldas de un varón mi subsistencia?

Será porque espero que cada vez que me equivoco no se juzgue que el error que cometo se debe a mi condición de ser mujer?

Será porque tengo la ilusión de que repartimos y compartimos las tareas domésticas, la crianza de l@s hij@s las tareas que generan dinero, conocimiento, la toma de decisiones etc. etc. nos permitiría a mujeres y hombres crecer juntos y sería la cotidianeidad más placentera?

Será porque me llena de bronca este modelo de hombre que anda por la vida con un teléfono celular colgado de cada oreja, con la risa ahogada por el nudo de la corbata seduciendo mujeres-niñas en potentes autos y practicando sexo expeditivo y descartable a fuerza de “viagra” en el mejor de los casos?

Será porque quiero compartir una cama con un hombre que esté menos preocupado por su potencia sexual y se desnude en su sensibilidad, su ternura, sus miedos, sus alegrías, sus sueños, sus utopías?

Será porque no tengo ganas de esperar a que hagamos la Revolución para resolver la relación de poder que existe entre hombres y mujeres y en la que la mayorías de las veces, salvando las honrosas excepciones que confirman la regla, las mujeres pasamos a ser propiedad de los varones?

Será porque me suena a “verso” el discurso en el que se escudan los “revolucionarios” que dicen que están tan ocupados con la revolución que no tienen tiempo para el compromiso afectivo, y al igual que los burgueses caen en el ejercicio de la práctica del sexo fácil sin compromiso bastardeando la excelencia del amor libre?

Será porque creo que ser libre no es hacer lo que me da la gana sino elegir con qué y con quienes me comprometo?

Será porque quiero llevar a la práctica cotidiana tanto discurso de solidaridad, libertad, no a la jerarquía, y necesito el equilibrio entre lo que pienso y lo que siento?

Será porque me enoja ver como el sistema capitalista prostituye nuestra lucha haciéndole creer a la sociedad que la igualdad que el feminismo reclama existe pues las mujeres hoy pueden ingresar a la política, a la policía, al ejército, pueden dirigir ministerios, empresas, reproduciendo los valores machistas que nos someten a mujeres y hombres?

Será porque creo que la Revolución Social empieza por casa?

Será porque cuando nos planteamos hacer la revolución “con” y no “para” en el “con” te incluyo y quiero que me incluyas?

Será porque la exigencia de ser madre por sobre todas las cosas como proyecto de vida no me alcanza?

Será porque además quiero elegir cuando, con quien, y en qué circunstancias ser madre?

Será porque quiero elegir no ser madre?

Será porque no quiero que cada vez que me enojo, grito, levanto la voz, o estoy de mal humor me cataloguen de histérica o menopáusica?

Será porque considero necesario, compañero, que comprendas e internalices que el anarko-feminismo no es solo un problema de las mujeres, repensar los roles que tenemos asignados mujeres y hombres con el objeto de someternos es la tarea que tenemos que enfrentar junt@s. Es el gran desafío que te propongo. Cómo vamos a hacer la revolución social si no podemos revolucionarnos a nosotr@s mism@s?.

Será porque pienso que si no es dentro del ANARQUISMO, espacio donde corren vientos libertarios donde, decime cumpa, donde podemos protegernos de las tempestades de la dominación en que hemos sido formad@s

Será porque además de la utopía de una sociedad sin estado, sin iglesia, sin policía, sin militares, sin dios, sin patrón y sin marido, tengo la utopía de una sociedad de hombres acariciadores?

Será...?
lakarmen




domingo, 6 de mayo de 2012

Cuaderno de bitácora II - mayo 4 de 2012, Fiske Menuco (Gral. Roca)

Ayer me encontré en Choele Choel con Ariel Petruccelli, docente del Instituto de formación docente de Beltrán. Emprendimos viaje hacia allí, donde tuve la oportunidad de conocer a su director (Eduardo), y a Martín Lamas. Tanto Ariel como Martín configuran el tipo de docente que uno querría tener para sí mismo o para sus hijos, tal es su calidad humana y su competencia en el aspecto pedagógico.

También conocí al representante de los estudiantes del Instituto, Pedro Aranda, sobre quien pesa una amenaza constante por parte de los proxenetas y policías del lugar, debido a su valiente actitud de declarar en la causa por la desaparición del obrero agrícola Daniel Solano, en noviembre pasado. Solano tenía ascendente sobre sus compañeros de trabajo, y estaban a punto de declarar una huelga en el campo por incumplimiento patronal del salario prometido. El resultado, su desaparición. Ya se verá cómo se comporta el Poder Judicial, al cual no se debe confundir con la Justicia.

La presentación de "Días rojos..." en el Instituto se vio repleta de estudiantes y docentes, quienes siguieron con atención el relato de cómo efectué la investigación, y la exhibición explicada de imágenes de época.

Ya se había hecho bastante tarde, cuando Ariel planteó la opción de terminar allí la charla, o abrir debate. Nadie se movió de su silla... y continuamos hasta que no hubo más que decir.

A continuación fuimos a cenar con ellos y varios alumnos, compartiendo pizzas y cervezas hasta las dos de la madrugada.

Hoy al mediodía fui invitado a almorzar en la finca de Alicia, una de las asistentes a la presentación, quien vive a orillas del Río Negro; un lugar de tal belleza, que me hizo recordar un poema que escribí a los 17 años, "Elsamor". Pero el hechizo se deshizo muy pronto: con el tiempo contado tomé el micro a Fiske Menuco (Gral. Roca), para llegar justo a tiempo a la presentación en el local de la CTA línea Micheli, de esa ciudad patagónica.

Allí fui recibido por Atos Corte, entrañable anarquista dedicado a la edición de libros de muy buena calidad, desde su Editorial Kuruf, y a su grupo Tierra y Libertad.  En la CTA tuve la oportunidad de conocer a su secretario general, Gustavo, y a otros compañeros, algunos de ellos de origen mapuche, quienes me hicieron el alto honor de regalarme una de las pecheras que utilizan al realizar manifestaciones callejeras.

La presentación fue también allí muy linda y emotiva, y me he sorprendido de seguir encontrando en esta región del mundo a hombres y mujeres que buscan su propio camino, y que no casualmente se asemeja al de Mario Boratto y los trabajadores de la casa Vasena. Le encuentro una sola explicación a este fenómeno: la búsqueda de la libertad y la dignidad, es un impulso inherente al género humano. Ahora es tiempo de dormir; mañana seguiré viaje a Neuquén.


jueves, 3 de mayo de 2012

Bitacóra de viaje. Mayo 3 de 2012, 12.16 hs; terminal de micros de Choele Choel, pcia. de Río Negro


La experiencia ha sido alucinante. Y no se trata de un término empleado con ligereza, de manera exagerada. Alucinante, sí, es alguna gente que vive, ama y lucha en la Patagonia norte argentina.

El viaje desde Río Colorado hasta aquí ha sido hermoso.



Devorar kilómetros a través de la interminable pampa, viendo cruzarse por el camino primero a un joven ñandú, y luego a un zorro, me remontan a los tiempos en que estas criaturas de la estepa argentina convivían con nuestros paisanos, los indios.

Desde que partí de Buenos Aires con destino a Santa Rosa, el pasado miércoles 25 de abril, casi no tuve tiempo de comunicarme por este medio. Mensajes urgidos, breves, mínimo obligatorio; es que la hospitalidad de provincias es tan inmensa como la llanura.

La presentación del libro en la capital de La Pampa fue exitosa, y quedó reflejada en los medios locales

El Diario de la Pampa, 26-4-2012

La Arena, 28-4-2012

Y la hospitalidad... casi no tuve tiempo de estar solo. Los amigos y amigas de la Asociación Pampeana de Escritores (Silvio Tejada y Julia, Jorge Etchenique y su compañera, Clara Corvalán, Walter Muiño junto a Lilith y sus tres hermosos hijos: Violeta, Federica, Fernán) se ocuparon rigurosamente de hacerme sentir bienvenido y acompañado. Jornadas compartidas en FM La Tosca (radio del gremio Luz y Fuerza, bautizada así en homenaje a Agustín Tosco), como la emisión especial del 1º de mayo; nuestro acompañar a la poderosa manifestación de trabajadores estatales; los relatos de cómo en jornadas anteriores se procedió a tapar el busto del general Roca con cemento, obligando a la Municipalidad a retirarlo... he partido anteayer de esta tierra, dejando en pie una bella red social de ayuda mutua.

Con el poeta y periodista libertario Silvio Tejada

Con Federica (arriba), Violeta y Fernán Muiño.

En la ciudad rionegrina de Río Colorado, fronteriza con la pampeana La Adela, viví una experiencia afectiva también muy poderosa, que aún conmueve mis cimientos. El escritor e historiador Ramín Minieri y su compañera Tota, seres luminosos, me llevaron de la mano a otros seres luminosos que viven, aman y luchan en esta tierra patagónica. Se trata de las docentes nucleadas en la Seccional Río Colorado del gremio UNTER: Marisol Álvarez, compañeraza y magnífica mujer; Roxy, secretaria general del sindicato, una referente que cualquier militante sindical de base querría tener en sus filas; Patricia, docente de educación especial y actriz, sonrisa siempre a flor de labios; la pequeña Stefani, una jovencita inquieta y briosa, con una sana curiosidad por aprender; Susana, gentil vicedirectora del colegio técnico; y muchas otras más, quienes junto a antiguos luchadores ferroviarios y trabajadores panaderos, animaron la presentación efectuada en el salón “Carlos Fuentealba” del sindicato, quedándonos hasta casi la medianoche, conversando sobre las actuales condiciones de explotación de la clase obrera.  

Tras tan fuertes emociones, me encuentro ahora en Choele Choel, aguardando la llegada de Ariel Petruccelli, joven historiador y profesor de historia, con quien presentaremos “Días rojos, verano negro” esta noche en el Instituto de Formación Continua de la ciudad de Beltrán, a pocos kilómetros de aquí.

Ya están circulando por internet las noticias de las siguientes presentaciones. Creo que, al regresar de esta gira, ya no seré el mismo hombre que partió. No al menos, después de haber conocido tantos seres humanos que irradian tanta luz, al punto de irme haciendo recuperar algún destello de confianza en los destinos de la humanidad.