jueves, 3 de mayo de 2012

Bitacóra de viaje. Mayo 3 de 2012, 12.16 hs; terminal de micros de Choele Choel, pcia. de Río Negro


La experiencia ha sido alucinante. Y no se trata de un término empleado con ligereza, de manera exagerada. Alucinante, sí, es alguna gente que vive, ama y lucha en la Patagonia norte argentina.

El viaje desde Río Colorado hasta aquí ha sido hermoso.



Devorar kilómetros a través de la interminable pampa, viendo cruzarse por el camino primero a un joven ñandú, y luego a un zorro, me remontan a los tiempos en que estas criaturas de la estepa argentina convivían con nuestros paisanos, los indios.

Desde que partí de Buenos Aires con destino a Santa Rosa, el pasado miércoles 25 de abril, casi no tuve tiempo de comunicarme por este medio. Mensajes urgidos, breves, mínimo obligatorio; es que la hospitalidad de provincias es tan inmensa como la llanura.

La presentación del libro en la capital de La Pampa fue exitosa, y quedó reflejada en los medios locales

El Diario de la Pampa, 26-4-2012

La Arena, 28-4-2012

Y la hospitalidad... casi no tuve tiempo de estar solo. Los amigos y amigas de la Asociación Pampeana de Escritores (Silvio Tejada y Julia, Jorge Etchenique y su compañera, Clara Corvalán, Walter Muiño junto a Lilith y sus tres hermosos hijos: Violeta, Federica, Fernán) se ocuparon rigurosamente de hacerme sentir bienvenido y acompañado. Jornadas compartidas en FM La Tosca (radio del gremio Luz y Fuerza, bautizada así en homenaje a Agustín Tosco), como la emisión especial del 1º de mayo; nuestro acompañar a la poderosa manifestación de trabajadores estatales; los relatos de cómo en jornadas anteriores se procedió a tapar el busto del general Roca con cemento, obligando a la Municipalidad a retirarlo... he partido anteayer de esta tierra, dejando en pie una bella red social de ayuda mutua.

Con el poeta y periodista libertario Silvio Tejada

Con Federica (arriba), Violeta y Fernán Muiño.

En la ciudad rionegrina de Río Colorado, fronteriza con la pampeana La Adela, viví una experiencia afectiva también muy poderosa, que aún conmueve mis cimientos. El escritor e historiador Ramín Minieri y su compañera Tota, seres luminosos, me llevaron de la mano a otros seres luminosos que viven, aman y luchan en esta tierra patagónica. Se trata de las docentes nucleadas en la Seccional Río Colorado del gremio UNTER: Marisol Álvarez, compañeraza y magnífica mujer; Roxy, secretaria general del sindicato, una referente que cualquier militante sindical de base querría tener en sus filas; Patricia, docente de educación especial y actriz, sonrisa siempre a flor de labios; la pequeña Stefani, una jovencita inquieta y briosa, con una sana curiosidad por aprender; Susana, gentil vicedirectora del colegio técnico; y muchas otras más, quienes junto a antiguos luchadores ferroviarios y trabajadores panaderos, animaron la presentación efectuada en el salón “Carlos Fuentealba” del sindicato, quedándonos hasta casi la medianoche, conversando sobre las actuales condiciones de explotación de la clase obrera.  

Tras tan fuertes emociones, me encuentro ahora en Choele Choel, aguardando la llegada de Ariel Petruccelli, joven historiador y profesor de historia, con quien presentaremos “Días rojos, verano negro” esta noche en el Instituto de Formación Continua de la ciudad de Beltrán, a pocos kilómetros de aquí.

Ya están circulando por internet las noticias de las siguientes presentaciones. Creo que, al regresar de esta gira, ya no seré el mismo hombre que partió. No al menos, después de haber conocido tantos seres humanos que irradian tanta luz, al punto de irme haciendo recuperar algún destello de confianza en los destinos de la humanidad.





4 comentarios:

  1. Horacio, compañero y amigo: con tu buena disposición, tu sencillez y tu capacidad, lográs que a los pocos minutos de tratarte ya te consideremos un ser querido. Que en este viaje sigas recibiendo reconocimiento y afecto. Abrazo. Ramón.

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias, querido Ramón; va un abrazo para vos, y para toda la gente luminosa que dejé allá, con muchos deseos de volver. Hasta siempre, amigo y compañero de este "violento oficio de escribir".

    ResponderEliminar
  3. Geri Grande.mayo 04, 2012

    Hermosa crónica, hermano. Me alegro que vayas conociendo seres que vayan a contrapelo del mondo cane. Muy lindas las fotos, saliste hecho un galán. Besos bailantes y abrazos logísticos. O besos logísticos y abrazos bailantes, mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido hermano... qué palabras de afecto decirte, que ya no te haya dicho... va un abrazo profundo, desde el interior de la Patagonia. Gracias.

      Eliminar