miércoles, 9 de mayo de 2012

Cuaderno de bitácora III - desde Neuquén, mayo 8 de 2012

Neuquén es la ciudad más increíble que he conocido en esta gira; por su importancia urbana, por la belleza natural de los paisajes que la rodean, y por la alta combatividad y nivel de organización de muchos de sus habitantes. Me encuentro, sin dudas, en la capital de "La Patagonia rebelde".

Reseñar todas las cosas que viví, y todas las gentes que conocí en tan pocos días, es todo un trabajo; en estas líneas, intentaré acercar una somera idea de todo ello.

Fui recibido con una cena de bienvenida el sábado 5 de mayo, en casa de lakarmen; y al día siguiente, Ariel Petruccelli me llevó a remontar en kayak un sector del río Limay.

Una aventura en el río Limay

La fiel embarcación en puerto seguro.

Fue una experiencia muy bella, y fuerte; el contacto íntimo con la naturaleza, siempre lo es. El río estaba bajo y se podían ver el fondo pedregoso, y las jóvenes truchas saltando por fuera del agua, con la esperanza de capturar algún insecto con que alimentarse.

Tras breve travesía -gentileza de Ariel para con mi falta de entrenamiento en estas lides- encallamos el kayak en un paraje hermoso, llamado Isla Verde; después de acomodar las cosas, elegimos el lugar para asar los chorizos que llevamos como almuerzo. 

Paraje Isla Verde
Luego de recorrer la zona, Ariel se dio el gusto de intentar unos tiros de pesca con el sistema llamado "con mosca", el cual -me informó- consiste en un delicado juego de seducción y engaño, cuyo objetivo es simular, con hábiles movimientos de muñeca y un insecto artificial atado al anzuelo, el movimiento de los insectos que constituyen el alimento de las truchas.

Este sistema de pesca conlleva una suerte de filosofía. El pescador labora pacientemente, durante horas, hasta que su presa quede atrapada en el anzuelo. Para ello se debe conocer el ecosistema del lugar, las costumbres de las truchas, y poseer una capacidad de observación, que permitirá elegir la "mosca" adecuada para seducir a la presa. Una vez ocurrido esto, se produce la lucha del animal por liberarse, y del pescador por sostener la línea hasta que el pez se canse y se dé por vencido.

Cabe destacar que el objetivo final no es matar a la presa, ni tan siquiera lastimarla; los anzuelos son pequeños y se clavan en un área cartilaginosa de su boca. Una vez que la presa se rinde, el pescador debe sujetarla un rato bajo el agua, contra corriente, mientras le desengancha el anzuelo, a efectos de esperar que se recupere, para soltarla a la corriente. De no proceder así se corre el riesgo de matarla, por la secreción de un ácido que el animal suelta, producto de su esfuerzo por liberarse.

Contaba Ariel que la mayor satisfacción que tuvo en esta actividad, se la dio una trucha bastante pequeña, por la intensa batalla que dio para defender su vida.

Ariel Petruccelli con su caña.

Luego de almorzar esos deliciosos choris, tomamos unos mates, cebados con agua del río... sí, para quienes vivimos en las cercanías del Río de la Plata, beber agua de un río en pleno siglo XXI, la era de la contaminación y la basura, parece como un sueño. No obstante, la Patagonia sigue siendo un reservorio de la naturaleza.

Mirando aquel armónico lugar de cañadones, bardas y río, no pude sustraerme de pensar que ese mismo paisaje había sido visto por otros ojos en tiempos remotos; y preguntarme qué habrían sentido los primitivos habitantes del País de las Manzanas, al contemplarlo como lo estaba haciendo yo.

Un extranjero en tierra mapuche
Un desenterramiento cultural

Ese domingo 6 de mayo, por la noche, fuimos a realizar una nota en el Anfiteatro del Parque Central de Neuquén; ésta fue otra de las cosas conmovedoras que ocurren en estas tierras.

El Anfiteatro se construyó en 1990, aprovechando el espacio utilizado otrora por el ferrocarril, como playa de rotación de locomotoras. Se le hicieron gradas para el público, y una torre que se utilizaba para la operación de luces y sonido, y como camarín de los artistas que ofrecían sus espectáculos. Por ser un espacio municipal, era de uso y acceso gratuito para todos.

Pero en abril de este año, el intendente Horacio "Pechi" Quiroga (una suerte de Mauricio Macri patagónico, cuyo nombre ofende la memoria del famoso autor de los "Cuentos de la selva para niños"), ordenó derribar la torre y rellenar el lugar con tierra y escombros. El motivo esgrimido fue el mejoramiento del espacio cultural; pero la sospecha generalizada, es la intención de construir allí un estacionamiento de vehículos.

Ante el hecho consumado, un sector de los ciudadanos neuquinos -ligados a la cultura y al aprovechamiento de ese espacio- se convocaron a través de una cuenta de Facebook, "Destapemos el Anfiteatro del Parque Central" (https://www.facebook.com/events/446559712027988/); y desde entonces, día tras día y noche tras noche, al menos un centenar de jóvenes empuñan palas, carretillas y barretas, para desenterrar ese lugar considerado histórico y de valor cultural.

Las jóvenes artistas trabajan a la par de los varones. (noche del 6 de mayo).
Fue conmovedor ver a tantos jóvenes unidos en una causa común, paleando tierra y retirando escombros, cuya única retribución consiste en resistir una decisión arbitraria, y experimentar -al decir de Rodolfo J. Walsh- "la satisfacción moral de un acto de libertad".

Imagen diurna de los trabajos (www.fm1037online.com)
Un conmovedor y risueño suceso de esta crónica, que se publicará en este blog por separado, es la historia del gato "Anfi", enterrado vivo entre los escombros durante siete días.

Presentación en Neuquén de "Días rojos, verano negro"

En la noche del lunes 7 de mayo, se realizó el acto en el salón del diario digital "8300", organizado por la agrupación feminista libertaria "Kasandrxs", y la editorial "El Fracaso". 

Miembros del panel : el profesor holandés Andreas  Doeswijk, el docente e investigador Ariel Petruccelli, y  el autor .

Entre la concurrencia se hallaban la conocida docente Liliana Obregón (ex secretaria general de ATEN); José "Chiquito" Moya (veterano revolucionario que luchó en el ELN boliviano junto a "Coco" Pereda, tras el asesinato del "Che" Guevara); Fernando Lizárraga (doctor en historia e investigador CONICET); Rolando Bel, Mauricio Suraci, y el "Gato" Scatiza (profesores de historia); Miriam Rivas, Marina López Dorigoni y Norma Groeber (Grupo de apoyo a las Madres de Plaza de Mayo - filial Neuquén y Alto Valle), Diego "Tuni" Castro (periodista y trabajador no docente de la Un. del Comahue); María Elena Cauquoz (Gremial de Abogados); Ruth Zurbriggen (Agrupación feminista "La Revuelta"); el doctor Ernesto Rosenberg, el ingeniero en petróleo Daniel Folner, y varios militantes de la F.O.R.A. neuquina.




Dos aspectos de la concurrencia al acto
Luego de la apertura por parte de Ariel Petruccelli, Andreas Doeswijk y el autor, se sucedió un interesante intercambio de opiniones, preguntas y respuestas, acerca de los sucesos históricos y de su vinculación con la actualidad, todo matizado con vinos y cervezas, en un marco de amplitud de criterios y respeto a los diferentes puntos de vista.

--------

Y ya es tiempo de volver a prepara el equipaje, hacia el próximo destino: la ciudad de San Rafael, en la provincia de Mendoza.















4 comentarios:

  1. Me satisface muchísimo el éxito que has tenido y lo bien que lo has pasado en Neuquén. Todos los días aprendo algo, creía que los mapuches solamente tenían que ver con Chile. Un abrazo, Amparo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida amiga; me alegra saber que, además, tuviste oportunidad de conocer otra cosita de la cultura indoamericana. Un abrazo patagónico.

      Eliminar
  2. Qué bueno ver a la gente desenterrando el anfiteatro!!! Dan ganas de irse a vivir allí!!!

    Un beso, hermano
    Geri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Viste hermano? Esta ciudad es impresionante... el nivel de combatividad y organización que hay... aquí ocurrió Zanón, Cutral-Có, Carlos Fuentealba; aquí el MAS le ganó la seccional Neuquén a la burocracia de la UOCRA.

      Y desde el punto de vista del paisaje, ya lo habrás visto. Urbe, naturaleza, lucha social; todo en un mismo sitio. Está pa quedarse... un abrazo!

      Eliminar